Inicio » Libros en Espanol » Poesía » Poemas de Carlos Bousoño

Poemas de Carlos Bousoño

 pdf Presiona aqui para descargar "poemas_de_carlos_bousono" 251.73 Kb

 

Poeta y crítico literario español. Nació en Boal (Asturias). Su primer libro de poesía, Subida al Amor (1945), dio muestras de la postura reflexiva en la que se encontraban algunos jóvenes poetas tras la Guerra Civil española por la división que sentían entre una visión existencialista (véase Existencialismo) de la vida y una profunda fe religiosa. En la misma línea, pero acercándose más hacia la mística, siguió Primavera de la muerte (1946); ambos libros se reeditaron juntos en 1950 bajo el título Hacia otra luz.

Lee los primeros poemas online>>

 

Algo en mi sangre espera todavía
Algo en mi sangre espera todavía.
Algo en mi sangre en que tu voz aún suena.
Pero no. Inútilmente yo te llamo.
Aquella voz que te llamaba es ésta.
Ven hacia mí. Mis brazos crecen, huyen
donde los tuyos la mañana aquella.
Ven hacia mí. La tierra toda oscila,
se mueve, cruje. Vístete. Despierta.
Oh, qué encendida el alma
en su secreto puro, si vinieras.
Sin esperanza, entre la luz del día,
mi voz te llama.
                                El eco. La respuesta.
 
De «Primavera de la muerte» (1946)
 
________________________________________
Letanía del ciego
 
Soy como un ciego
RUBÉN DARÍO
 
Y tú que tanto amas, tanto ríes,
tanto adivinas y conoces tanto,
¿dónde el escudo para que te fíes,
dónde el pañuelo de enjugar tu llanto?
¿Dónde el camino que no veo ahora?
Dímelo o llora y el mirar suprime.
¿Es ya la noche que no tiene aurora?
Dímelo, dime.
Y sin embargo tu vivir empaña
mi vivir con un vaho que es ternura,
que es caliente rumor que me acompaña
la noche oscura.
Y sin embargo con tu mano guías
y a tientas toco lo que apenas veo
y digo acaso para que sonrías
lo que no creo.
Y toco apenas y tu bulto aprendo
y torpe sigo lo que tú me indicas.
Lo que no miro, lo que no comprendo,
tú multiplicas.
Tú multiplicas, o quizás es tu invento
porque lo vea aunque quizá no exista.
Entre la noche de mi pensamiento
dulce es tu vista.
Dulce es tu vista, tu mirar risueño
que mira un llano donde estaba un monte
y que a mi alma de temblor pequeño
llamó horizonte.
Dulce es tu vista que miró aquel lago
y lo llamaba alegre mar bravío.
Tu generoso corazón es mago.
¡Lo fuese el mío!
 
De «Noche del sentido» (1957)
 
________________________________________
España en el sueño
 
A Carmen Braga
Desde aquí yo contemplo, tendido, sin memoria
el campo. Piedra y campo, y cielo, y lejanía.
Mis ojos miran montes donde sembró la historia
el dulce sueño amargo que sueñan todavía.
Pero el amor fundido en piedra, día a día;
pero el amor mezclado con monte, o con escoria,
es duradero y te amo, oh patria, oh serranía
crespa, que te levantas, bajo el cielo, ilusoria.
Campos que yo conozco, cielos donde he existido;
piedras donde he amasado mi corazón pequeño;
bosques donde he cantado; sueños que he padecido.
Os amo, os amo, campos, montañas, terco empeño
de mi vivir, sabiendo que es vano mi latido
de amor. Mas te amo, patria, vapor, fantasma, sueño.
 
De «Noche del sentido» (1957)
 
________________________________________
 
Canción Para Un Poeta Viejo
           (Vicente Aleixandre)
 
Muy cerca de la vida. Así tu hablar.
Llegaste a viejo cual se llega al mar.
Azotado del viento y de los años
fuiste la vida, no sus desengaños.
Tu voz sonaba a viento y caracolas,
viejo de luz, hermano de las olas,
Conocimiento fue tu reposar.
Llegaste a viejo cual se llega al mar.
Llegaste a viejo cual se llega a ser
la luz delgada del amanecer.
La luz delgada del saber callar,
del saber conocer y callar.
Del saber esperar, callar, seguir
hasta las olas del saber vivir.
Hasta las olas del saber amar
profundamente y como es quieto el mar.
Y como es quieto el mar se pone en pie
la insurrección del nunca moriré.
Y así tu ser, escrito en agua y sal
y en viento fue, y en todo lo inmortal.
De « Noche del sentido» (1957)
 
________________________________________
Camino
Confusa la historia
y clara la pena.
ANTONIO MACHADO
 
Aquí estás, camino de siempre,
hacia adelante, rota
la aspiración rosada, luna
que empalidece toda cosa.
Aquí estás y debes andar,
caminar como el agua absorta
por el torcido cauce, altos
los muros rojos, y a deshora.
Como el agua inmóvil transcurres
hacia un lejos, playa remota,
ya confusas historia y pena,
lejana la pena, la historia…
De « Invasión de la realidad » (1962)

(Visited 126 time, 26 visit today)

2 Replies to “Poemas de Carlos Bousoño”

  1. alma

    poemas
    me gusto solo que me gustaria saber si no hay libros de pensamientos que me puedan enviar 😛 ❓