Inicio » Libros en Espanol » Literatura Clasica » Falsificaciones – Marco Denevi

Falsificaciones – Marco Denevi

Presiona aquí para descargar el libro Falsificaciones>>

FalsificacionesFalsificaciones es un libro del escritor argentino Marco Denevi compuesto por 85 microcuentos todos basados libremente en la historia universal o en obras literarias existentes. Denevi nos entrega una nueva versión de la historia de las letras a través de modificaciones a las obras originales. Es así como en el Maestro Traicionado nos podemos encontrar con un Judas arrepentido y torturado por su mujer después de haber entregado a Jesús, o podremos ver a un Romeo que se niega a suicidarse y termina asesinado. En sus cuentos abundan referencias a libros de la Biblia, obras de Shakespeare o el Quijote.

Lee las primeras páginas de este libro online>>

EL MAESTRO TRAICIONADO

 

Se celebraba la última cena.

–¡Todos te aman, oh Maestro! –dijo uno de los discípulos.

–Todos no –respondió gravemente el Maestro–. Conozco a alguien que me tiene envidia y que en la primera oportunidad que se le presente me venderá por treinta dineros.

–Ya sé quién es –exclamó el discípulo–. También a mí me habló mal de ti.

–Y a mí –añadió otro discípulo.

–Y a mí, y a mí dijeron todos los demás. Todos, menos uno que permanecía silencioso.

–Pero es el único –prosiguió el que había hablado primero–. Y para probártelo diremos a coro su nombre sin habernos puesto previamente, de acuerdo.

Los discípulos, todos, menos aquel que se mantenía mudo, se miraron, contaron hasta tres y gritaron el nombre del traidor.

Las murallas de la ciudad vacilaron con el estrépito, porque los discípulos eran muchos y cada uno había gritado un nombre distinto.

Entonces el que no había hablado salió a la calle, y libre de remordimientos, consumó su traición.

 

 

 

 

 

 

 

 

LA REINA VIRGEN

 

He sabido que Isabel I de Inglaterra fue un hombre disfrazado de mujer. El travestismo se lo impuso la madre, Ana Bolena, para salvar a su vástago del odio de los otros hijos de Enrique VIII y de las maquinaciones de los políticos. Después ya fue demasiado tarde y demasiado peligroso para descubrir la superchería. Exaltado al trono, cubierto de sedas y de collares, no pudo ocultar su fealdad, su calvicie, su inteligencia y su neurosis. Si fingía amores con Leicester, con Essex y con sir Walter Raleigh, aunque sin trasponer nunca los límites de un casto flirteo, era para disimular. Y rechazaba con obstinación y sin aparente motivo las exhortaciones de su fiel ministro Lord Cecil para que contrajese matrimonio aduciendo que el pueblo era su consorte. En realidad estaba enamorado de María Estuardo. Como no podía hacerla suya recurrió al sucedáneo del amor: a la muerte. Mandó decapitarla, lo que para su pasión desgraciada habrá sido la única manera de poseerla.

 

 

 

 

ÉTICA DE LA CELESTINA

 

–MELIBEA: No debo, señora.

–CELESTINA: Di “no quiero”. Eso es respetable y yo me marcho. Pero no digas “no debo” porque entonces me encarnizo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS FRACASADOS

 

Una casa pobre. La mujer barre enérgicamente el piso con una escoba medio calva. Entra el hombre. Parece muy abatido. Se sienta sin pronunciar palabra. Ella ha dejado de barrer y lo mira. Pregunta:

–¿Y bien? ¿No dices nada?

–¿Qué tengo que decir?

–Miren la contestación. ¿Tres días que faltas de casa y no tienes nada que decir? Marido, te previne que no volvieras con las manos vacías.

–Ya lo sé. Si he vuelto es porque cumplí tus órdenes.

(Visited 400 time, 69 visit today)